Un mago puede ser la mejor sorpresa para el día de tu boda. Cada pareja que desea casarse pretende hacerlo de la mejor manera. O mejor dicho: a su manera. Las parejas pueden pasarse meses planificando ese día, porque quieren que sea especial. Las bodas deben parecerse a los novios. Cada persona es un mundo, y cuando uno encuentra con quien compartirlo por el resto de sus días eso hay que celebrarlo por todo lo alto. Una excelente idea que se ha puesto de moda recientemente es contratar los servicios de magos para las bodas. Entre las sorpresas para bodas esta es una de las más ingeniosas, sin lugar a duda. ¿Por qué? Pues porque rompe con la rutina de las bodas tradicionales. ¿Qué se hace en una boda tradicional? Pues contratar a una banda de música en vivo. Según sea el gusto de los novios será el repertorio. A algunos les gusta el rock and roll y a otros la salsa. También existen parejas multiculturales que se ponen de acuerdo para contratar los servicios de bandas de música que los complazcan a los dos. Esto es lo usual.

 

Ahora, qué hacer cuando queremos tener la boda del siglo, esa que nadie podrá olvidar jamás. Creo que la respuesta está en la creatividad, en la capacidad de inventiva que tengan los organizadores de la fiesta. No necesariamente son los novios quienes se encargan de la fiesta. En algunos casos son los padres de los novios o los padrinos quienes asumen la tarea de dar sentido a la celebración. Se trata de un regalo muy especial, pues será la organización del día más feliz de los novios.

Entre las actividades que se pueden realizar en una boda están las rifas. Este tipo de juegos o divertimentos son muy socorridos por los organizadores de fiestas porque entretienen mucho a los participantes en la fiesta. Además, a muchas personas les gusta probar sus dotes de cantante en un karaoke. Ese será el momento donde toda la familia descubra porqué cantar en la ducha puede ser lo mejor para el novio o la novia.

También es muy en las fiestas que se regalen cosas a los novios. Es una costumbre que a la nueva pareja se le obsequien objetos que seguramente les darán calidad de vida en su nuevo hogar. Es una manera de apoyarlos en su nueva etapa. Todo sea por la felicidad de la pareja.