Muchas personas no saben a qué nos referimos cuando hablamos de los jesuitas. Aunque vivimos en un país profundamente religioso, también es verdad que confluyen muchísimas creencias y la relación entre ellas es bastante escasa.

Los jesuitas, como se les suele conocer, pertenecen a la llamada Compañía de Jesús, que es una orden religiosa que pertenece a la Iglesia católica. Los jesuitas datan de mediados del siglo XVI y su fundación fue por San Ignacio de Loyola y otros.

La fundación de la esta orden se efectuó en la italiana ciudad de roma, y contó con la aprobación del Papa Pablo III, luego, en el año 1540.

Desde entonces a la fecha el número de los jesuitas ha ido en aumento y actualmente es la mayor de su tipo conformada solo por hombres. El Papa Francismo, que es quien ocupa actualmente este rol, es el primer papa jesuita.

Los jesuitas pertenecen a una orden que posee un carácter apostólico y sacerdotal, aunque a ella también pertenecen no sacerdotes ni monjes.

Para ser jesuita hay que someterse a un proceso de preparación y formación donde hay que prepararse en varias materias que van desde la filosofía hasta la teología. También tienen que ejercitarse en el magisterio, por lo general lo hacen en los colegios pero también lo pueden hace en los medios de comunicación.

Los jesuitas tienen realmente una fuerte preparación que los convierte en verdaderos intelectuales, ya que además tienen que manejar perfectamente varios idiomas. Este interés de la orden por la preparación de sus miembros es algo que viene desde los inicios de la orden porque su fundador siempre defendió la importancia del cultivo del intelecto de sus miembros.

De los jesuitas se ha dicho mucho, como también se ha escrito y hasta se han hecho películas. Pero lo cierto es que muchos criterios se han ido a los extremos desde la alabanza desmedida hasta la crítica más despiadada. Por eso mucho de los conocemos sobre esta orden está basado en la especulación.

Las polémicas en torno a los jesuitas han sido de toda la vida, lo que ahora con un Papa perteneciente a esta orden se han calmado un poco. Por lo general han tenido serios conflictos con el poder y han sido sometidos hasta la clandestinidad.

Una película que habla sobre este tema es El hombre de la máscara de hierro, un filme protagonizado por Leonardo DiCaprio.