Existen un montón de actividades que requieren concentración, calma, precisión. Podemos hablar del yoga, el ajedrez, cualquier juego de mesa, o incluso actividades más manuales como algún curso de pintura o dibujo. Todo ello no hará más que aportarnos un bienestar por todos necesitado y más hoy en día en las grandes ciudades donde el ritmo frenético nos absorbe. ¿Sabéis cuál es la actividad que más nos fascina y a la que nos hemos enganchado? Las clases de patchwork maravillosas que ofrece Monita Salero en Barcelona. Esta empresa da clases de esta técnica más antigua que los dinosaurios a personas con nivel cero o más. Podéis aprender a coser vuestra propia colcha aprovechando los retales de telas o incluso corbatas de seda que tengáis por casa. ¿No sería bonito regalar a una persona querida algo hecho con vuestras propias manos? Además invertiríais en vuestra salud mental. Aquí podéis ver colchas de patchwork de esta marca que os pueden inspirar.